LA CIGARRA (CICÁDIDOS):

Sus fases comprenden 4 años en proceso larvario, (larva subterránea, de color verde, con las extremidades delanteras transformadas en órganos para la escabación, la boca es un órgano chupador con sus estiletes para perforar la madera de la raiz y absorber la sabia).
Cuando han transcurrido 4 años en el subsuelo (1'5/2mts. de profundidad), la larva construye una curiosa y polémica obra de albañilería, que consiste, a grandes rasgos, en una galería fabricada desde abajo y sin llegar a salir a la superficie, aproximadamente a 1cm de ésta, con un diametro de 2'5cm y una profundidad de unos 4cm. Como curiosidad, hablaré de cómo se lo monta para hacer desaparecer el material, y cómo enluce las paredes de la galería con una masa compacta, para la cual ha sido necesario mezclar los materiales con algún fluido, aún estando en un lugar plenamente árido y seco...
Tras su estancia en esa caverna (que se alarga a varios meses de verano), la larva cambia. Además de perder peso y volumen en consideración, sus ojos pasan de ser una masa blancuzca y sin función inmediata, a ser de un negro brillante y totalmente operacionales (claro, los empleará para buscar una ramita idónea a modo de mástil, para su metamorfosis total). Tras esa estancia y calculando el día con las mejores condiciones climáticas (dicha guarida actúa como un perfecto observatorio meteorológico), sale al exterior rompiendo con sus patas anteriores el centímetro de tierra que la separa de la superficie. Entonces recorre algunos metros hasta encontrar una rama o algo similar donde se sube y agarra con fuerza, y en una media hora emerge el insecto adulto que amenizará con su canto el caluroso verano. Pero hay algo más, la vida de adulto no será solitaria y apacible en su estudio de canto. El insecto será visitado por ladrones sin escrúpulos, rebatiendo la famosa fábula de la cigarra y la hormiga...
Este peculiar comportamiento es debido a la cruel época a la que nos referimos (el abrasante y seco verano). Las hormigas, moscas, avispas... buscan un lugar donde refrescarse. Las flores están marchitas, los charcos secos, todo es pardo, y la cigarra, con su órgano chupador, escaba un pozo en ese inacabable manantial (un tronco o tallo), haciendo posible el acceso al rico manjar: la sabia. La hormiga, la avispa, la mosca y otros insectos lo invaden y pelearán hasta el punto de echar al desafortunado constructor.

-La larva abandona el suelo en los últimos días de junio (primer solsticio de verano).
-La cigarra utiliza como defensa un chorro de orina.

"ES COMO UN DIOS.
NACIDA DE LA TIERRA.
INSENSIBLE AL DOLOR.
CARNE DESPROVISTA DE SANGRE".

-La larva es capaz de atravesar la toba y la arcilla seca.
-Prefiere los lugares mas secos, a orillas de los caminos.

La larva utiliza para esa polémica construcción, sin escombros y sin explicación aparente (desaparecen doscientos centímetros cúbicos de material sólido), un fluido procedente de la sabia con la que se alimenta, lo mezcla con el material árido y seco filtrándolo por la porosidad del terreno, haciendolo desaparecer aparentemenete y usándola para cementar las paredes de su estudio meteorológico.
El fluido no lo gasta enteramente ya que le será útil como defensa al adulto (chorro de orina).
Ahora se me plantea una pregunta, ¿cómo logra la larva tanta cantidad de fluido como para comprimir 200cm de material, alimentarse y que le sobre para defenderse? La respuesta la tenemos al destapar varios agujeros: una raicilla, a veces del grosor de un lápiz, toca siempre una de las paredes de la construcción. De esta raicilla extrae la sabia necesaria para todo el tragín con su órgano chupador.

EL CANTO

Bajo el pecho del macho, inmediatamente detrás de sus patas posteriores, hay dos anchas placas semicirculares, son los opérculos que cubren unas espaciosas cavidades "las capillas", su conjunto forma "la iglesia". Todo esto es el órgano de resonancia.

El órgano verdadero de sonido se encuentra en el flanco exterior de cada capilla. Entre la arista de unión del vientre y el dorso se entreabre un ojal limitado por paredes córneas, ocultas por el opérculo tendido.

Inmediatamente detrás de las alas posteriores se observa una protuberancia casi ovalada de color negro mate "pulmón plateado" (pared exterior de la cámara sonora). Rajémosla y aparecerá ante nosotros el tímpano (órgano productor de sonido: membranita blanca, árida y de forma oval). Su movimiento arriba y abajo produce el molesto ruido que al resonar en la iglesia, se convierte en ese sonoro canto del verano.

El órgano resonador del "Cacán" es el abdomen vacío (recordemos los experimentos de Fabre con los cucuruchos de papel). Por supuesto podemos esperar que tanto ruido es objeto de la cantata de los enamorados...

A partir del 15 de julio las podemos encontrar poniendo sus huevos en los tallos. En unos 10 minutos, desde que hunde su oviscapto, la cámara queda poblada.

Estractos de J.H.Fabre y reflexiones del autor (Alo)

Técnica: Grafito sobre papel algodón.

PULSAR IMAGEN PARA AMPLIAR

Lyropteryx apollonia Ww Uroptea durandi Shirfidae Sisyphus schaefferi (L.) Scarabaeus laticollis (L.) Pholcidae Pteronymia cotyto (Guer.) Lycosa tarentula Myrmeleontoidea Leptinotarsa decemlineata (Say.) Dactylopius coccus (L.) Latrodectus mactan Cicadetta Cicindela campestris (L.) Coccinella septempunctata (L.) Cerambix cerdo (L.) Aporia crataegi (L.) Bombux lucorum (L.) Ephemera macho